El desayuno es el aliado del rendimiento académico.

El desayuno es el aliado del rendimiento académico o eso siempre nos han dicho desde pequeños, pero la verdad es que gran parte de la sociedad actual ha decidido olvidarse del desayuno y comenzar el día sin alimentar al órgano más importante.

Si aún no sabes cuál es ese órgano probablemente tu desayuno no estuvo bien complementado. El órgano que se alimenta del desayuno es nuestro cerebro, por lo cual debemos tratar esta comida del día como la más importante, ya que dependemos de ella.

Un desayuno con buena calidad

Diferentes estudios han determinado que el desayuno es el aliado del rendimiento académico cuando posee al menos un alimento al grupo de los lácteos, cereales, proteínas y frutas. Estos son los grupos que debe poseer el desayuno para mantener la concentración en las actividades que realices, lo que al final trae buenos resultados en el ámbito académico o laboral.

Diferentes investigadores han determinado que a medida que el desayuno le comienza a faltar grupos alimenticios de esa lista más difícil será las los pequeños concentrarse, tener una buena capacidad de percepción y por estar mal alimentados se volverán más irritables.

Consecuencias de un desayuno deficiente

El desayuno es el aliado del rendimiento académico gracias a que es el alimento del cerebro, entonces hay que respondernos esta pregunta ¿qué ocurre si la comida de este órgano es deficiente?

Evitar el desayuno, no solo hará que tu rendimiento académico o el de tus hijos no sea el mejor, sino que hará que todas las actividades que intentes realizar durante el día te sean doblemente complicadas.

Dejar el desayuno de lado, también puede traer cambios de humores en las personas. Esto se debe a que mientras el cerebro intenta conseguir energía del organismo, se encuentra en un estado de cansancio y fatiga.

Ahora que ya conoces el por qué el desayuno es el aliado del rendimiento académico, solo resta comenzar a tomar en serio esta comida del día. Incluye todos los grupos alimenticios necesarios y comienza ver una mejora en el rendimiento escolar o universitario en tus hijos.