Infancias abusivas tienen un gran crítico interior desagradable

Esta entrada viene de un blog sobre TEPT-C (Trastorno de Estrés Postraumático Complicado). Acá está el enlace.

 

Acá traduzco la entrada:

 

Saque a tu crítico interior antes de que te sientas (a meditar).

 

Escuche a la crítica sin agarrar; sienta sin interiorizar.

 

Abrace a tu crítico interior, solo está tratando de protegernos, cree él.

 

Suelte al argumento, imagine paz interior llenando a tus pulmones, calmando al crítico interior.

 

No estamos destruyendo al crítico interior, estamos envolviéndolo en un baño de aprobación.

 

Calme a tu crítico interior con paz interior, aprobación, y aceptación.

 

Pon a tu mano sobre el parte de tu cuerpo que identifica con tu crítico interior (plexo solar, estómago, garganta, e entre los omóplatos).

 

Estás bien, seguro, y perfecto.

 

Mi crítico interior tiene la voz enojada y emocional de mi madre.

 

Yo entiendo su juicio no fue acertado, generoso, ni humano.

 

En este momento, ahora, me baño en paz interior y aprobación.

 

Ningún diálogo ni pensamiento está implicado en esta práctica específica.